Saúl López Noriega explica la sentencia que favoreció a “El Bronco”.

Debido a que Jaime Rodríguez “El Bronco”, fue avalado en su candidatura a la Presidencia de la República, la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en este caso no es buena, señaló Saúl López Noriega, especialista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). http://www.te.gob.mx/Informacion_juridiccional/sesion_publica/ejecutoria/sentencias/SUP-JDC-0186-2018.pdf

Noriega explicó que la sentencia del TEPJF para favorecer a “El Bronco”, tuvo dos argumentos jurídicos clave, el llamado principio pro persona del artículo primero constitucional, así como el derecho de audiencia que Rodríguez Calderón ejerció al menos en 13 ocasiones para revisar sus firmas, y aún así no se logró acreditar la validez del total de las 883 mil firmas requeridas, equivalentes al uno por ciento del Registro Nacional de Electores.   http://www.te.gob.mx/EE/SUP/2018/JDC/201/SUP_2018_JDC_201-721201.pdf

“Lo que hicieron la mayoría de los magistrados es algo muy extraño desde el punto de vista jurídico y estadístico, argumentaron que como en cada una de las audiencias de revisión había recuperado en promedio 8 por ciento de sus firmas, entonces se presumía que cumpliría con un 8 por ciento más que le permitiera tener el número de apoyos válidos. Pero eso no significa que ocurriría en una siguiente revisión de firmas”, dijo.

Sobre el llamado principio pro persona, Noriega consideró que las magistradas y magistrados se equivocaron porque lo utilizaron para la materia electoral, cuando en general es aplicable en asuntos penales. “Aplicaron un garantismo espurio que utiliza el lenguaje y los principios propios del garantismo, pero no sigue las pautas, reglas y exigencias de una metodología constitucional seria”, señaló.

Para el académico del CIDE, el caso de “El Bronco” es único en México por la manera en que fue resuelto, y por el método que el Instituto Nacional Electoral (INE) utilizó para que los aspirantes a ser candidatos independientes a la Presidencia reunieran las firmas requeridas, con una aplicación móvil que falló mucho y que los usuario no sabían utilizar.

“Toda ésa metodología es inédita, y la discusión de su uso y que nunca se había litigado, sí es un caso atípico. Yo no recuerdo algo de este calibre por parte del Tribunal Electoral”, reconoció. http://dof.gob.mx/nota_to_doc.php?codnota=5521075

Para evitar que el TEPJF repita un fallo similar al de Jaime Rodríguez “El Bronco”, López Noriega propone que se modifique el método de selección de las magistradas y magistrados, y se refuerce el escrutinio público sobre su actuación y modo de impartir justicia. “Entre más escrutinio público haya y de mejor calidad, se le eleva el costo al Tribunal de decidir cosas como lo de ‘El Bronco’”, afirmó.

Por Gerardo Romo